domingo, febrero 09, 2014

A NO editar se ha dicho


 Uno de los “problemas” que tengo con la cámara y las fotos es que nunca la imagen que veo en el display de la pantalla de la cámara es igual a la imagen que muestra el monitor del ordenador. Disparo casi siempre en M, a veces en A. Ajusto la exposición, balance y disparo. Miro el resultado. Cambio los ajustes, vuelvo a disparar. Así hasta que me gusta el resultado en el display. El 80%, o más de las veces, queda bastante bien la interpretación del Raw que hace la cámara. Luego vuelco las imágenes al ordenador y todo se va al traste… Hasta ahora. Se lo oí decir a Benito Ruiz, pero no le presté atención, supuse que era una “manía”: me equivoqué y he empleado mucho tiempo en edición para conseguir lo que registró la cámara.  Busque, bajé e instalé el programa de importación y edición para la cámara que tiene el fabricante (en mi caso Sony).  Encontré dos el IDC y el PMB. ¡Qué diferencia! 


Estos programas muestran lo mismo, pero lo mismo, mismo que el display de la cámara. El trabajo de ajuste previo a fotografiar no se pierde. Antes cambié el monitor y lo calibré pero no se recuperaba “la interpretación de la cámara”. Ahora sí. Abajo pongo dos interpretaciones: la de la izquierda con un programa “standard” de edición y la de la derecha con el IDC. No hay edición ninguna. Son tal cual salieron. ¡La de tiempo que me voy a ahorrar en editar!  Habrá más tiempo “para lo que no fotografiamos”, para lo que nos guardamos, para los momentos “Sean O´Connell” ;´)

(En las fotos “jugué” con el balance de blanco y con el “matiz” de verde y magenta que permite la cámara. No hay Photoshop, solo variaciones del menú de la cámara)