sábado, octubre 15, 2011

La Luna, las luces y la retroexcavadora

Otra primera vez. Esto de la fotografía es para cazadores solitarios. No siempre. Algunas de sus “variantes” requieren apoyo. Ayer noche, con la ayuda de dos magníficos colaboradores pasamos un rato muy divertido iluminando una retroexcavadora. Colocábamos el trípode, corríamos alrededor de la “pala”, nos subíamos en ella,  apretábamos el disparador y nos partíamos de risa al ver los resultados. No son gran cosa; pero fue “otra primera vez” y muy divertida. Repetiremos.



Los colaboradores
Al estilo Mario Rubio / Ángel Roc